Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

01-08-2019

Vehículos más seguros

La nueva normativa aprobada por el Parlamento europeo obliga que todos los vehículos matriculados a partir del 2022, tanto coches como furgonetas como camiones, deberán ir equipados de serie con uno dispositivos mínimos que ayudan a reducir las víctimas mortales en la carretera. Concretamente, se persigue proteger a los usuarios más vulnerables y evitar las colisiones frontales, los accidentes en las salidas de carril, choques por no respetar la distancia de seguridad o el exceso de velocidad.

Estos dispositivos, los denominados Sistemas Avanzados de Ayuda a la Conducción o ADAS (de sus siglas en inglés Advanced Driver Assistance Systems), son los siguientes:

  • Asistente Inteligente de Velocidad: mediante el pedal del acelerador, el vehículo alerta al conductor de que se ha alcanzado o superado el límite máximo de velocidad para esa vía.
  • Caja negra: este dispositivo grabará todos los datos del vehículo y, en caso de accidente, estos podrán utilizarse para determinar las circunstancias del mismo.
  • Señal de frenado de emergencia: avisa al conductor de una posible colisión y, si el conductor no reacciona, se activa el frenado automático para ralentizar la marcha o evitar el impacto.
  • Cámara de marcha atrás: aunque es muy común verlo en la mayoría de vehículos que circulan, es un dispositivo que no viene de serie, sino que es un extra. Es muy útil ya que cuando se active la marcha atrás advierte a través de señales acústicas la presencia de personas u objetos, fijos o en movimiento.
  • Asistente de mantenimiento de carril: alerta de que el vehículo se está saliendo del carril por el que debe circular, también través de señales acústicas.
  • Alerta de somnolencia y distracciones: una cámara enfocará al conductor y advertirá con una alerta sonora si muestra señales de cansancio o si está perdiendo la atención, por ejemplo con el dispositivo móvil.
  • Preinstalación de alcoholímetro de arranque: un sistema que permitirá instalar un etilómetro. El conductor deberá soplar el aparato e impedirá poner en marcha el vehículo si se superan los límites de alcohol en la sangre.
Teniendo en cuenta que la mayoría de accidentes son debidos al error humano, con la incorporación de estos dispositivos se pretende reducirlos aún más hasta llegar al objetivo cero.