Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

09-11-2017

Tipos de sistemas de retención infantil

La silla infantil para llevar a los niños en el coche es un requisito obligatorio, ya que es un seguro de vida para ellos con el que puedes evitar lesiones de importancia. Por eso hay que usarlas correctamente, pero, ¿cada cuánto se debe cambiar la silla infantil?

Por un lado está la normativa ECE R44, la cual clasifica en 4 grupos el tipo de sillas, según el peso y la altura del niño. Por el otro, está la normativa I-Size, que entró en vigor en julio de 2013, y, desde entonces, conviven ambas normativas.

Antes de centrarnos en las normativas que enmarcan los sistemas de retención infantil, es importante destacar que:

  • Los niños no podrá utilizar una silla de retención infantil orientada hacia atrás, instalada en un asiento protegido con airbag frontal, a menos que éste haya sido desconectado.
  • Desde el 1 de octubre de 2015 los menores que midan menos de 135 centímetros deberán usar un sistema de retención infantil adecuado a su talla y a su peso. Por tanto, los menores de 12 años no pueden sentarse delante, excepto si los asientos traseros están ocupados por otros menores, siempre usando asientos infantiles homologados, o si miden más de 135cm.

SRI con sistema I-Size
SRI sistema I-SIze
Vamos a hablar primero del sistema I-Size, por ser más novedoso que el ECE R44. ¿En qué se diferencian?

  • Se trata de un nuevo procedimiento de homologación que incrementa la seguridad infantil, ya que las sillas deben superar una prueba de impacto lateral adicional. Por tanto, se incrementa la seguridad en este tipo de impactos.
  • También ofrece un mejor anclaje al vehículo, ya sea gracias a los anclajes ISOFIX del coche o a través de su fijación con los cinturones de seguridad. De modo que el niño estará más seguro en caso de frenazo brusco o impacto.
  • Con el sistema I-Size, se garantiza que todos los asientos de la parte trasera del coche puedan ser utilizados, al menos hasta los 15 meses de edad. Con ello se promueve el uso de los asientos infantiles orientados en el sentido inverso a la marcha, una orientación mucho más segura para los niños, que cuando viajan mirando hacia adelante.
  • A diferencia del sistema ECE R44, se medirá el rango de la silla según la altura del niño. Se prescinde, por tanto, de la habitual clasificación de grupo 0/0+/I/II/III, con sus correspondientes intervalos de peso y edad.
  • Por el momento, los asientos infantiles I-Size solo cubren los asientos integrales, es decir, los que disponen de arnés para sujetar al niño a la sillita, con sistema de sujeción ISOFIX. Por lo que aún no cubren todos los tipos de asientos infantiles. Dicho de otra manera, encontramos sillitas I-Size para niños de 40cm. a 85cm. (hasta 1 año de edad, aproximadamente) y de 45cm. a 105cm. (de 6 meses a 4 años, aproximadamente).

SRI - homologación ECE R44
SRI ECE R44
En cuanto a la clasificación de las sillas que responden a la homologación ECE R44 y, que, por el momento, aún seguirán vigentes, son las siguientes. Cabe destacar que es más importante el peso que la edad, ya que la edad es solo un criterio orientativo a la hora de poner un tipo de silla u otra.

Grupo 0 ó 0+
El grupo 0 es para bebés de hasta 10 kilos (que normalmente coincide hasta los nueve o doce meses de edad) y el grupo de sillas 0+ es para menores de hasta 13 kilos (entre los 12 y 15 meses de edad). En ambos casos deben colocarse en la parte trasera del vehículo y en sentido contrario a la marcha.

La DGT recomienda que, si no supera aún los 13 kilos pero su cabeza sobresale del respaldo, es hora de cambiarle la silla.

Grupo I
Las sillas de este grupo van ancladas al vehículo mediante el cinturón de seguridad o, si te decantas por el sistema ISOFIX, el menor viaja sujeto a la silla con un arnés de seguridad, mirando hacia delante o hacia atrás.  Este grupo va dirigido a niños que pesan entre 9 y 18 kilos, es decir, aproximadamente entre 1 y 4 años de edad.

Grupo II
Las sillas para coche de este grupo son para niños que pesan de 15 a 25 kilos, que tienen aproximadamente entre 4 y 12 años de edad y que todavía no alcanzan los 135cm. de altura. Consisten en un elevador con respaldo, que alza al menor hasta el punto que se le pueda abrochar el cinturón de seguridad del vehículo correctamente.

Grupo III
El grupo III son elevadores, que suelen usarse cuando el niño es demasiado grande para una silla pero todavía pequeño para usar únicamente el cinturón de seguridad del vehículo. Es decir, niños que no llegan a medir los 135cm. Todo apunta a que la nueva normativa prohibirá los alzadores sin respaldo, pero, por el momento, sigue vigente.


Como ves, los niños necesitan un sistema de retención que se ajuste a cada edad, talla y peso para que les proteja. Así que no descuides su seguridad.