Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

05-08-2021

Radares anti-frenazo

Una de las prácticas habituales en las carretera es, antes de llegar a un radar fijo, ir frenando para evitar exceder el límite de velocidad. Para combatir esta manera de hacer, la DGT ha desarrollado los radares anti-frenazo o anti-acelaración.

Hasta ahora, se estilaban los radares en cascada, aquellos radares móviles que se colocan después de un radar fijo, con el objetivo de detectar a los condcutores que volvían a pisar el acelerador después de pasar por el radar. También han aumentado los radares de tramo a lo largo de los últimos años, los cuales consisten en medir la velocidad media en un tramo de vía.

Y ahora instalaran los radares anti-frenazo. ¿Cómo funcionan?

Para evitar la mala praxis de algunos conductores de reducir de golpe la velocidad cuando se aproximan a un radar, se instalará un radar móvil un par de kilómetros antes del fijo para medier la velocidad real de los vehículo. Efectivamente, si se trata de un radar móvil no siempre estará en el mismo sitio. Así quieren evitar que te los aprendas y hagas la picaresca como con los fijos.

Con este tipo de radares, se persigue, además de controlar la velocidad en las carreteras, una circulación más fluida.

De modo que, circula respetando los límites de velocidad, es el método más seguro para evitar recibir una multa de este tipo.