Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

11-03-2021

Personalizar la moto

Hay distintas razones que pueden motivar al propietario de una moto a personalizar su moto: estéticas, de seguridad, confort... Para hacerlo añadirás o cambiarás algunos elementos de serie por otros nuevos. En este sentido, debes tener en cuenta que algunas de esas modificaciones requieren de su legalización en la ITV, porque se considera una reforma del vehículo.

Según la definición, una reforma es toda modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo después de su matriculación que cambia alguna de las características del mismo o es susceptible de alterar los requisitos reglamentariamente aplicables contenidos en el Real Decreto 2028/1986, de 6 de junio. Este término incluye cualquier actuación que implique alguna modificación de los datos que figuran en la tarjeta de ITV del vehículo.

Aunque nuestra recomendación es que, antes de realizar cualquier modificación a tu moto, consultes con tu taller de confianza o un servicio de reformas, para que te hagas una idea, si quieres modificar alguno de los siguientes elementos, muy probablemente deberás pasar por una estación ITV a legalizarlos.
  • Identificación: nos referimos básicamente a la matrícula
  • Unidad motriz
  • Transmisión
  • Ejes
  • Suspensión
  • Dirección
  • Frenos
  • Carrocería
  • Dispositivos de alumbrado y señalización
A pesar de ello, existen elementos y accesorios que puedes añadir a tu moto sin tener que dar explicaciones. Eso sí, estos deben estar homologados. Como en el caso de las reformas, a continuación, facilitamos un listado:
  • Cúpulas: no deben superar la altura máxima de la moto y sin necesidad de montar o desmontar con herramientas.
  • Topes anti-caída: no deben sobrepasar la anchura total de la motocicleta.
  • Maletas: no deben sobrepasar la anchura total de la motocicleta.
  • Portamatrículas: no debe modificar los ángulos de visibilidad y de inclinación de la placa.
  • Manillar: se puede sustituir por otro siempre que se mantengan las dimensiones mínimas exigidas.
  • Estribos (pedales): obligatoriamente tienen que ser retráctiles y mantener la luz de freno del pedal derecho.
  • Pasajero: colocar una tapa sobre el asiento no está considerado una reforma. Si es biplaza se deben conservar los estribos y el propio asiento.
  • Manetas: deben mantener la configuración, emplazamiento y dimensiones originales de la moto.
  • Neumáticos: si los neumáticos que se instalen en la moto tienen un índice de carga y un código de categoría igual o superior a los neumáticos originales, no se considerarán como reforma. De igual modo, el diámetro exterior debe tener una tolerancia de más/menos 3% y su perfil de llanta tiene que ser el correspondiente al neumático.
  • Llantas: se podrán cambiar las llantas por otras de diferentes dimensiones. Sin embargo, éstas no podrán modificar el ancho de vía en más de la tolerancia de +3 cm. Además, el conjunto de llanta y neumático debe conservar los criterios de equivalencia.
  • Silenciosos de escape: esta es quizás el elemento más susceptible a necesitar de asesoramiento. No obstante, te contamos que, la normativa actual dice que para la sustitución de silenciosos, se admiten dispositivos homologados conforme a la directiva normativa 97/24/CE en vehículos matriculados con anterioridad a 01/01/2009 u homologados con la Directiva 2005/30/CE o posteriores para el resto de vehículos.