Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

13-10-2016

Pasar la ITV a la moto, ¿qué se revisa?

Antes de entrar en materia, queremos recordarte que la primera inspección técnica de vehículos que debe pasar una moto es a los 4 años de su primera matriculación y, después de manera bienal. En el caso de los ciclomotores, la primera ITV es a los 3 años, y después, como en el caso de las motos, deben pasarla cada 2 años. Ha que tener en cuenta que, si el vehículo está dedicado a un servicio de alquiler o autoescuela pasará la primera inspección a los dos años y posteriormente de manera anual.

La documentación que deberás presentar para pasar la ITV de tu moto o ciclomotor es el permiso de circulación, la tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo y el recibo del seguro en vigor.

Dicho esto, si quieres pasar por el taller a que le echen un vistazo a tu moto o hacerle tú mismo una revisión antes de pasar la inspección, te contamos algunos de los puntos más importantes qué te revisarán en la ITV de tu moto, para que lo tengas en cuenta:

  • El número de bastidor para comprobar que esté en buen estado y que no tenga modificaciones.
  • El alumbrado delantero y la señalización que comprenden todas las luces posición delanteras y traseras, la luz de freno, la luz de la matrícula, los intermitentes y los catadióptricos.
  • Los retrovisores deben ir anclados en la situación prevista por el fabricante, estar en buen estado y, si no son los originales, deben estar homologados.
  • El manillar y las manetas deben hacer su función y, por tanto, no tienen que estar ni rotos ni defectuosos.
  • Se revisan que todos los elementos del sistema de dirección, así como el funcionamiento del bloqueo, como medida antirrobo.
  • La matrícula tiene que estar bien anclada para que no se mueva y respetar el ángulo mínimo de inclinación para que se pueda leer perfectamente. Si se trata de una matrícula metálica debe ir montada sobre un porta-matriculas para no presentar aristas.
  • Los neumáticos, además de comprobar que coincidan o sean equivalentes a los que figuran en la ficha técnica, deben estar en buen estado y con la presión adecuada.
  • El caballete lateral debe cumplir su función de detener el motor de la moto cuando se baje y, al levantar la moto, éste debe recogerse automáticamente.
  • Se mide la eficacia de frenado, tanto del freno de delante como del trasero.
  • Las suspensiones tienen que funcionar correctamente.
  • Posibles pérdidas de líquido, como fugas de aceite, gasolina y el estado de la transmisión.
  • Se realizarán pruebas de emisiones contaminantes, tanto de ruido, como de emisiones de monóxido de carbono según los límites legales y/o establecidos por el fabricante del vehículo.
  • Si el vehículo presenta reformas, se comprobará que estén contempladas en su ficha técnica.
En cuanto a la ITV de los ciclomotores, además de tener que cumplir con cada uno de los puntos que hemos mencionado para la ITV de las motos, se inspecciona también su potencia para que no supere los 45km/h, así como que el caballete central cumpla su función.

Nuestra estación de ITV de la calle Córcega de Barcelona es una de las que se encuentra especialmente habilitada para motos, así que te recomendamos que pidas cita para pasar la ITV en ella. Si esta estación no te resulta cómoda o cercana, te atenderemos en cualquiera de nuestras estaciones, para que puedas pasar la ITV a tu moto.