Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

06-10-2017

Limitación de potencia en motos

Tanto el carnet A1 como el A2 permiten conducir motos con una potencia limitada, lo que en ocasiones tiene como consecuencia la necesidad de limitar la moto que se adquiere. ¿Qué opciones tienes?

Limitar la moto que te guste
Quizás la opción más común hasta el momento, ha sido la de buscar y comprar la moto que te guste, ya sea nueva o de segunda mano, y luego limitarla. Para poderlo hacer, deberás buscar un kit de limitación de potencia para tu modelo de moto. Pero no todos los modelos tienen su kit de limitación, así que será mejor que antes de comprarte una moto, te informes de si tiene esa posibilidad.

Añadir un kit de limitación a tu moto se considera una reforma de importancia. Por tanto, una vez instalado, deberás acudir a una de nuestras estaciones ITV para legalizarla con la siguiente documentación:

  • Certificado de taller
  • Declaración de responsabilidad
  • Informe de conformidad y copia de la resolución del Ministerio de Industria en su caso.
  • Ficha técnica original de la moto
  • Permiso de circulación
Si más adelante deseas quitar esta limitación a tu moto, deberás acudir de nuevo a un taller autorizado para que desinstale el kit y que éste te emita un certificado al respecto. Con esta documentación, tendrás que pasar de nuevo por una estación de ITV para que podamos indicar en la tarjeta de inspección la nueva reforma.

Moto de segunda mano
Si decides comprarte una moto de segunda mano ya limitada, asegúrate de que en la ficha técnica aparece la reforma. De lo contrario, cuando te toque pasar la ITV de la moto, el resultado será desfavorable, ya que tendrás que legalizar la limitación de la moto.

Motos homologadas según el Reglamento (UE) 168/2013
Desde enero de 2017 entró en vigor el Reglamento (UE) 168/2013, que contempla la normativa Euro4 para motos. Algunas de las motocicletas que son comercializadas bajo este reglamento, salen de la fábrica con doble homologación. Esto quiere decir que, en estos casos, podrás pedir la limitación de tu moto sin necesidad de pasar por la ITV para  legalizarla.

Otra opción para evitar los trámites de limitar la potencia de una moto es adquirir una moto con la potencia adecuada según el tipo de carnet que tengas.