Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

13-09-2018

La seguridad vial de los niños

La vuelta al cole marca prácticamente el fin del verano y nos obliga a todos a estar más atentos en los desplazamientos para proteger a los más pequeños y evitar riesgos. El papel de los padres, las empresas de transporte escolar, las autoridades locales y los educadores es esencial para que los más pequeños sean conscientes de la importancia de la seguridad vial. ¿Cómo desenvolver ese papel? Te damos algunos consejos:

Como peatones
  • Es importante conocer el recorrido, evaluar los riesgos y estimar los tiempos, para ir tranquilamente y sin prisas.
  • Si hay que cruzar, debe hacerse por los pasos para peatones, respetando los semáforos y recordando la técnica de mirar antes de cruzar: primero a la izquierda, luego a la derecha y de nuevo a la izquierda, asegurándonos de que no viene ningún coche.
  • Caminar siempre por la acera, y si no hay acera, caminar a lo largo del borde de la carretera utilizando, si es posible, elementos que nos hagan ser visibles a distancia.
Antes de que comiencen a ir solos, es recomendable haberles advertido previamente de los puntos peligrosos e incluso acompañarles unos pasos atrás para verificar que han aprendido las indicaciones.

En bici
  • Es obligatorio que los niños y los adolescentes lleven siempre casco hasta los 16 años, tanto por ciudad como por fuera.
  • En bicicleta, igual que con cualquier otro vehículo, hay que señalizar las maniobras que van a realizar.
  • Es recomendable que los adultos realicen el recorrido de forma previa con los menores, para identificar los puntos peligrosos, los cruces y pasos de peatones y las zonas en las que deben bajarse de la bicicleta.
En el coche
  • Por corto que sea el trayecto, los niños que midan menos de 1,35 metros han de ir detrás en las sillas de retención infantil y abrochados con el cinturón de seguridad.
  • A partir de 1,35 metros, el menor no está obligado a viajar utilizando SRI, aunque es recomendable que siga haciéndolo hasta llegar a medir 1,5m. En este caso, pueden viajar tanto delante como detrás del coche pero siempre con el cinturón de seguridad.
  • Las mochilas ligeras pueden ir en el hueco de los pies. Si son pesadas, es aconsejable usar el maletero, porque en caso de accidente puede ser peligroso.
Las prisas de la mañana y los niños no suelen mezclarse bien. Una forma de tranquilizarles en el coche es tener música que les gusten.

En la moto
  • A partir de los 7 años los niños pueden ser pasajeros de una moto, siempre y cuando el conductor sea alguno de sus padres, su tutor legal o mayores de edad autorizados.
  • El casco es un elemento obligatorio que debe llevarse siempre. El menor, debe usar un casco propio, que se adapte al tamaño de su cabeza.
Además, es importante tener en cuenta que los colegios deben ser zonas seguras. Es el espacio en el que se concentran padres, niños y vehículos en determinados momentos. Por eso es recomendable que cuenten con una señalización clara que delimite las áreas y evite riesgos. También ayuda contar con la presencia de la policía local para regular el tráfico y haga respetar las zonas de aparcamiento exterior y los pasos de peatones.