Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

07-06-2018

La ITV de los vehículos históricos

Un vehículo histórico es aquel que cumple unos requisitos determinados y su propietario ha decidido registrarlo como tal. En ocasiones, nos referimos a los vehículos históricos como clásicos o de colección de manera indistinta pero no siempre son sinónimos. Por ejemplo, un vehículo clásico es aquel que, dadas sus características, se convierte en una referencia en la historia del automovilismo y, a pesar de que un clásico siempre es un vehículo histórico, no necesariamente pasa al revés.

Aprovechando que el Real Decreto 920/2017 ha introducido algunos cambios, ¿cuáles son los requisitos para registrar un vehículo como histórico?

  • Que hayan pasado 30 años desde su fabricación o matriculación. Esta es una de las principales novedades, ya que antes se requerían 25 años. No obstante, cabe matizar que los vehículos catalogados como históricos antes del 20 de mayo, día en el que entró en vigor el nuevo Real Decreto, no perderán esta condición, aunque aún solo haga 25 años que se fabricaron.
  • Además de la edad, debe cumplir con la premisa de que su estado es el original y no ha sido sometido a ningún cambio por lo que respecta a sus características técnicas, es decir, que no ha sufrido ninguna reforma de importancia.
  • También pueden recibir esta consideración los vehículos incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o bien aquellos declarados como bienes de interés cultural así como aquellos que tengan un interés especial, ya sea por haber pertenecido a una personalidad relevante o haber participado en algún evento histórico.
  • Los vehículos de colección, es decir, aquello que por sus características singulares, escasez manifiesta u otra circunstancia especial muy destacada, merecen acogerse al régimen de los vehículos históricos.
Si tu vehículo cumple con estos requisitos, podrás solicitar registrarlo como tal. En la DGT encontrarás toda la información necesaria para hacerlo, pero te avanzamos que tendrás que visitar una de nuestras estaciones de ITV para que hagamos constar en la ficha técnica la matriculación de tu vehículo como vehículo histórico. Puedes llamar a cualquiera de nuestras estaciones y te informaremos de lo que necesitas.

Por último, la periodicidad con la que los vehículos históricos deben pasar la ITV es la siguiente:

  • Para los vehículo de hasta 40 años de antigüedad, la frecuencia será bienal.
  • Los vehículos históricos de entre 40 y 45 años, tendrán que pasar la inspección técnica cada tres años.
  • Los que tengan más de 45 años de antigüedad, la ITV será cada 4 años.
Parece pues que ser dueño de un vehículo histórico tiene ventajas sobre todo en relación a la ITV, ya que la frecuencia con que debe realizarse la inspección es menor que en el resto de vehículos. Además, los propietarios de vehículos históricos están exentos de pagar el impuesto municipal de circulación y, en general, los seguros para estos coches son más baratos debido a que la tasa de siniestralidad es inferior en comparación al resto.