Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

06-07-2018

La evolución de la seguridad en las motos

Los fabricantes de cascos y ropa han hecho importantes progresos para la seguridad del motorista, gracias a la fabricación de materiales más resistentes, como por ejemplo, la introducción de chaquetas y chalecos con airbags integrados. Es lógico, teniendo en cuenta que las motos son el vehículo más “débil” en la carretera, las probabilidades de que el conductor de una sufra un accidente fatal son mayores que quien conduce un coche. Sin embargo, los fabricantes de motos también han mejorado la seguridad de éstas. ¿Cómo? Te mencionamos los sistemas de seguridad más novedosos para la moto:



Sistemas de iluminación activos (foto 1): Algunas marcas han implementado las luces angulares o de giro, sobre todo en modelos de motos que siguen un perfil más viajero, que se activan al inclinarse para iluminar el interior de las curvas, igual que hacen los coches cuando giras el volante a derecha o a izquierda. Todo apunta a que el siguiente paso es crear sistemas adaptativos capaces de activar y desactivar la luz de largo alcance de manera automática.

Embrague antirrebote (foto 2): Cuando se utiliza el llamado freno de motor, el embrague antirrebote permite que los discos de freno se deslicen suavemente, evitando que se bloquee la rueda trasera y se alargue la distancia de frenado. Por tanto, contribuye a hacer la moto más estable, especialmente en condiciones en las que se reduce drásticamente la marcha.

Sistema Antibloque de Frenos (foto 3): El ABS evita que al frenar de golpe se bloquee cualquiera de las ruedas de la moto. Una serie de sensores si los que se encargan de detectar si hay alguna amenaza de bloqueo y, en caso de producirse, regula la presión de la frenada para que la distancia sea mínima y se mantenga la estabilidad y la maniobrabilidad.

Control de tracción (foto 4): Hay un antes y un después en el mundo de la moto desde la llegada de este sistema, también conocido como TCS, especialmente en las motos de gran cilindrada. Su función es evitar que la rueda posterior patine al realizar un acelerón, gracias a varios sensores. De lo contrario, podría perderse la tracción y la adherencia al asfalto.

Control de estabilidad (foto 5): El conjunto de sensores y cables que lleva en sus entrañas hoy una moto de media y gran cilindrada ha acabado dando pie a una serie de sistemas que se conectan entre sí para incrementar la seguridad. Así, el Control de Estabilidad engloba en algunos modelos funciones como el ABS, el TCS, el anti-wheelie (o anti 'caballito'), el control de elevación de la rueda trasera y, desde hace poco, el asistente de arranque en pendiente. Las nuevas unidades de medición inercial han multiplicado el alcance, la efectividad y las aplicaciones de este sistema.