Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

09-08-2019

Evita la violencia vial

Se entiende por violencia vial aquellos accidentes de tráfico causados por un conductor que ha cometido un delito contra la seguridad vial, según lo establecido en el Código Penal, o una infracción muy grave, según la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Los siguientes comportamientos son los que se definen como violencia vial y los que hay que evitar:

  • Conducir con una tasa de alcohol superior a 0,5 g/l o al 0,3 g/l en el caso de los conductores profesionales y lo noveles (con una antigüedad de carnet inferior a 2 años).
  • Ponerse al volante después de haber consumido drogas ilegales.
  • Conducir sin el permiso de conducir correspondiente, ya sea porque nunca se ha obtenido o porque se ha perdido su vigencia por pérdida de puntos.
  • Circular en sentido contrario al establecido.
  • Omitir el deber de socorro tras verse involucrado en un accidente de tráfico, es decir, darse a la fuga.
Hay que evitarlos porque estos comportamientos derivan en accidentes  de tráfico. Concretamente, el 11% de los siniestros son debido a la violencia vial y del total de fallecidos en accidentes de tráfico suponen un 30%.

Este tipo de accidentes suelen producirse en carreteras convencionales, a lo largo del fin de semana y durante la noche. Se trata sobre todo de turismos conducidos por jóvenes de entre 25 y 34 años, mayoritariamente hombres.

Pensar que cualquier de nosotros o cualquier conocido nuestro podría formar parte del porcentaje de accidente de tráficos producidos por violencia vial y tomar conciencia de que son accidentes que podrían haberse evitado al 100% debe ser el motor para alcanzar el 0% de ellos. Es un tipo de seguridad vial que tiene que nacer desde dentro de nosotros.