Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

06-05-2021

Diferencia entre vehículo histórico y clásico

Todos los vehículos históricos son clásicos, pero no todos los clásicos adquieren la categoría de históricos. Los vehículos clásicos son vehículos “viejos”, pero su dueño se ha aplicado a la hora de conservarlo como el día que salió de la fábrica. La diferencia de un clásico con respecto a un vehículo histórico es que éste último debe cumplir una serie de requisitos legales para serlo y su propietario debe haberlo certificado como tal.

¿Qué condiciones debe reunir tu vehículo para que pueda ser considerado histórico?

Según el Real Decreto 920/2017, de 23 de octubre, se consideran vehículos históricos:
  • Vehículos fabricados o matriculados por primera vez al menos 30 años atrás
  • Aquellos vehículos declarados como bienes de interés cultural, ya sea porque han pertenecido a una personalidad relevante o han participado en algún evento histórico.
  • Los vehículos de colección, es decir, aquellos que tengan características singulares o escasez manifiesta u otra circunstancia especial muy destacada.
  • Tienen que mantener su estado original. Es decir, no debe haber sido sometido a ningún tipo de cambio en cuanto a características técnicas o componentes principales, así como el motor, frenos, suspensión, carrocería...
¿Qué requisitos son necesarios para poder certificar un vehículo como histórico?

Un vehículo clásico necesita formalizar tres procesos antes de ser considerado histórico:
  • Acudir a un laboratorio oficial acreditado en tu Comunidad Autónoma para que elabore una Ficha Técnica reducida particularizada, la cual catalogue el vehículo como histórico.
  • Con este informe, deberás acudir al Ministerio de Industria para que tramite favorablemente la resolución.
  • Tras realizar los dos trámites mencionados, deberás acudir a una estación ITV para que podamos iniciar el trámite y hacer constar en la Ficha Técnica que tu vehículo es histórico.
¿Cómo es la ITV de un vehículo histórico?

La documentación que deberás llevar para pasar la ITV de un vehículo histórico es:

  • Permiso de circulación.
  • Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo.
  • Informe del Laboratorio Oficial en el que constan las características técnicas del vehículo, exenciones, condiciones técnicas que el vehículo debe cumplir en las inspecciones periódicas y posibles limitaciones de circulación.
  • Resolución favorable de industria.
En cuanto a la periodicidad con la que un histórico debe pasar la ITV periódica es la siguiente:

  • Para los vehículos de hasta 40 años de antigüedad, la frecuencia será bienal.
  • Los vehículos históricos de entre 40 y 45 años, tendrán que pasar la inspección técnica cada tres años.
  • Los que tengan más de 45 años de antigüedad, la ITV será cada 4 años.
¿Cuáles son las ventajas de matricular un vehículo como histórico?
  • La frecuencia con que debes pasar la ITV es menor que en el resto de vehículos.
  • Estarás exentos de pagar el impuesto municipal de circulación
  • Los seguros para suelen ser más baratos debido a que la tasa de siniestralidad es inferior en comparación al resto.
El único inconveniente de matricular un clásico como histórico es que se pierde la matrícula original, ya que las matrículas de los vehículos históricos se caracterizan por empezar con una H.