Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

12-04-2018

Consejos para cuidar tu moto

Las motos, igual que los coches, también requieren de atenciones concretas, imprescindibles para su correcto mantenimiento y, en consecuente, que dure los máximos años posibles. Vamos a desglosarte algunos consejos básicos y al mismo tiempo fáciles de realizar para cuidar tu moto.

1. El aceite.
Revisa periódicamente el aceite de tu moto. Mira en el Manual qué tipo de aceite necesita, ya que dependiendo del motor, necesitará un aceite con una densidad u otra. Debes tener en cuenta que se suele consumir más aceite cuando hace más calor.

2. Pastillas de freno.
De su correcto funcionamiento depende tu seguridad. Las pastillas de freno se van desgastando, por eso es recomendable revisarlas cada 10.000 o 15.000 km, depende un poco de lo mucho que la uses y tu forma de conducir.

3. Neumáticos.
Antes de coger la moto, revisa que los neumáticos tengan la presión adecuada. Pero no solo es importante la presión, también hay que revisar que no haya grietas en su trazado y que la profundidad del dibujo sea la adecuada.

4. Cadena.
La cadena de la moto tiene que estar siempre tensa y engrasada. Afortunadamente, es de los componentes que más aguantan, pero es importante revisarla periódicamente y sobre todo antes de un viaje largo para evitar sustos.

5. Filtro de aire.
Es el encargado de evitar que la suciedad entre en el motor. Si sueles circular por calles y carreteras donde hay demasiado polvo o suciedad, es probable que debas limpiarlo a menudo.

6. Líquido refrigerante.
Es el encargado de proteger el motor, tanto cuando aprieta el calor en verano como cuando el invierno es gélido. Debe cambiarse cada dos años aproximadamente, aunque si usas con frecuencia la moto y recorres largas distancias, quizás tendrás que cambiarlo antes.

7. El aceite de la horquilla.
El aceite de la horquilla es importante para que esta esté en óptimas condiciones, ya que es la que amortigua de los desniveles de la carretera. También lubrica los otros componentes que entran en acción cuando la moto está en marcha y circulando.

8. La batería.
De su antigüedad depende su estado. Es posible que durante el invierno tengas que recargarla con regularidad para prevenir que el frío intenso afecte a su estado. Lee nuestro artículo sobre Cómo cuidar la batería de tu moto para saber cómo alargarle su vida útil y evitar que te deje tirado en el peor momento.

Si tienes dudas sobre alguno de estos elementos de tu moto o quieres hacerle una revisión por tu seguridad, siempre puedes pedir cita ITV para realizar una inspección voluntaria.