Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

04-12-2018

Cómo preparar el coche para el invierno

En invierno los días son más cortos, las temperaturas bajan, las probabilidades de lluvia aumentan, en algunas zonas nieva y hiela… Una seria de condiciones climatológicas que es necesario afrontarlas con precaución y respeto. Y una buena forma de hacerlo es preparando el coche para esta estación. Te damos algunos consejos para que tengas en cuenta qué puntos de tu coche conviene que revises.


1. Neumáticos
Empecemos por los pies, por el único contacto con la carretera. Si los neumáticos están en mal estado o desgastados, perderás adherencia y aumentará el riesgo de hacer aquaplaning cuando llueve. Y si vives en una zona donde la temperatura es inferior a 7ª y suele llover y nevar, te recomendamos que uses los neumáticos de invierno. Si no te compensa cambiar los neumáticos, es importante que lleves cadenas en el coche por si decides pasar un fin de semana en algún lugar donde pueda nevar o por si te pilla de improviso una nevada.

2. Líquidos en buen estado
El líquido refrigerante es el que se encarga de refrigerar el motor. Si el líquido estuviera en mal estado, el coche lleva varias horas parado y hace mucho frío, puede congelarse poniendo seriamente en riesgo el motor. De cara el invierno, es uno de los líquidos que más vale asegurarse su buen estado. Sin embargo, todos importan: el de frenos, el aceite… ¡e incluso el del limpiaparabrisas! Por eso, es recomendable realizar las revisiones periódicas al coche cuando tocan.

3. Escobillas
Las escobillas del limpiaparabrisas son las grandes olvidadas, a pesar de tener una función muy importante: que tengamos una buena visibilidad cuando llueve o nieva. Con los meses pierden su efectividad: si hacen ruido o dejan rastro, ¡ha llegado el momento de cambiarlas!

4. Alumbrado
Sabes que tan importante es ver como ser vistos. Una bombilla fundida de una luz de cruce, de un intermitente, de la luz de freno o de la marcha atrás podría poner en riesgo tu vida y la de los demás. Así que, del mismo modo que hacemos en la ITV, comprueba y asegura el correcto funcionamiento del alumbrado y la señalización del coche.

5.Frenos
Está claro que frenar es importante en cualquier época del año. Pero con la lluvia la distancia de frenado se duplica y con hielo se multiplica por diez, dos situaciones más frecuentes en invierno. Por tanto, si notas algo poco habitual, lleva a revisar los frenos para evitarte sustos.

 
Por último pero no menos importante, no apures el depósito de combustible. No sabes en qué circunstancia podrías encontrarte y es mejor que lo lleves lleno. Antes de que empiece el frío también puedes acudir a una de nuestras ITV para que te hagamos una inspección voluntaria y así asegurarte del perfecto estado del coche.