Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

21-12-2018

Cómo lavar bien el coche

Limpiar el coche de vez en cuando también es una tarea que ayuda al mantenimiento y cuidado de tu coche. Cuanto más tiempo pasen sobre la pintura los excrementos de pájaros, los restos de insectos, las resinas de los árboles, el polvo del camino o cualquier otro tipo de suciedad agresiva, más se perjudicará la carrocería.

Quizás la primera pregunta que vas a hacerte es: ¿y cada cuánto es recomendable lavar el coche? Pues la frecuencia dependerá del uso que le des, habrá quien necesitará hacerlo una vez por semana y otros una vez al mes o menos. Y la siguiente pregunta: ¿qué método utilizar?

Túnel de lavado

Es el método más cómodo, ya que una vez entras en el túnel con el coche (eso sí, con las ventanillas cerradas), poco más tienes que hacer. Puedes encontrar lavados por alrededor de 5€ y, cuanto más sofisticado, más caro. 

Las cerdas de los cepillos que se encargan de limpiar el coche son de polietileno, un material parecido a las fibras textiles. Con el riego adecuado, no suele haber riesgo para la pintura. No obstante, para evitar pequeños rasguños fruto de suciedad muy pegada, un truco es acudir en un día de lluvia o bien darle un prelavado.

Lavado a mano

Con esta alternativa, cada uno puede tomarse el tiempo que necesite (y las monedas que le permitan) para lavar el coche. Para coches con algunos años encima son muy recomendables porque la pintura sufre menos que en los túneles.

Los puestos de lavado a mano suelen tener diversos sistemas de regado y utensilios de limpieza, aunque también puedes llevarte los tuyos si lo prefieres, por si quieres darle un acabado más detallado. El proceso a seguir debería ser el siguiente:

  • Lavado básico del coche: con agua a presión, desprende la suciedad superficial. 
  • Lavado con jabón del coche: enjabonar y frotar con el cepillo.
  • Aclarado del coche: usar mucha agua hasta retirar todo el jabón.
  • Secado del coche: para evitar que queden marcas, mejor hacerlo a mano.

Para una limpieza exterior perfecta y profunda, ten en cuenta que hay productos específicos para cada tipo de mancha persistente. Si los usas, no olvides seguir las instrucciones de aplicaciones. Y, si encuentras algún arañazo, aplícale un lápiz del mismo color que el coche.