Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

09-07-2019

¿Cómo funciona el Asistente de Velocidad Inteligente?

El exceso de velocidad es una de las principales causas de los accidentes de tráfico, de ahí la importancia de cumplir con los límites. La inclusión del Asistente de Velocidad Inteligente  es una de las medidas más llamativas en su papel de prevenir los accidentes mortales en la carretera.

El Asistente de Velocidad Inteligente (o ISA por sus siglas en inglés Intelligent Speed Assistence), tal y como indica su nombre, gestiona de forma automática la velocidad de los coches con el objetivo de ayudar a los conductores a no sobrepasar los límites de velocidad.

Este sistema se nutre con información que obtiene a través de GPS y sistemas de reconocimiento de señales. Con ellos obtiene la ubicación del vehículo e identifica cuáles son los límites de velocidad máximos fijados en la vía por la que se circula. De esta manera, interviene en la conducción para evitar que los conductores sobrepasen la velocidad máxima permitida en cualquier vía. No obstante, este antecedente a la conducción autónoma, la cual aún está en tela de juicio, aún cuenta con la posibilidad de que el conductor retome el control del vehículo.

¿Cómo funciona el Asistente de Velocidad Inteligente?

- La función pasiva consiste en advertir al conductor mediante señales auditivas y visuales de que está sobrepasando la velocidad máxima. Esta funcionalidad es sólo informativa, por tanto el ISA no interviene activamente en la reducción de velocidad, sino que es el conductor quien decide disminuir la velocidad el vehículo.

- Si el ISA detecta que se excede la velocidad máxima, el conductor recibe una señal en el panel de instrumentos. Si el conductor no atiende y sigue apretando el acelerador, el Asistente de Velocidad Inteligente aumentará la presión sobre el pedal del acelerador. De este modo, el conductor puede circular por encima de la velocidad máxima, pero le resulta más difícil ya que tiene que ejercer más presión sobre el acelerador.

- El Asistente de Velocidad Inteligente también puede intervenir activamente en la conducción. Este sistema es capaz de reducir automáticamente la velocidad del vehículo en caso de que se exceda el límite permitido en la vía. Esta función puede ser obligatoria u opcional. Al hacerlo opcional, el conductor puede activar y desactivar el sistema de manera manual cuando quiera.

Puede que muchos vean su introducción como una inclusión impertinente en la conducción, pero la finalidad es aumentar la seguridad de todos en la carretera.