Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

19-01-2018

¿Coche con cambio manual o automático?

Hace unos años, hacerse esta pregunta era prácticamente impensable por la obviedad de la respuesta: cambio manual. Pero parece que cada vez es mayor la demanda de coches automáticos y, por tanto, la oferta. De modo que es probable que esta sea una cuestión más que te plantearás a la hora de comprarte un coche. Por eso, queremos ponértelo fácil contándote las ventajas e inconvenientes del cambio automático para ayudarte a elegir la mejor opción.

Más caro de adquirir y reparar
Los coches automáticos son más caros, entre unos 1.500 y unos 2.000 euros de más, según la marca y modelo, ya que la tecnología es más costosa. Por esa misma razón, el coste de las reparaciones es superior a la de los cambios manuales, porque son más complejos.

Sin embargo, con el cambio automático, los discos y las pastillas de freno duran más, por lo que, a largo plazo, se puede ver como un ahorro.

¿Y el consumo?
Aunque existen distintos tipos de cambios automáticos, por regla general, los datos oficiales apuntan una desventaja para los cambios automáticos con respecto a los manuales. No obstante, es posible que los consumos reales varíen, ya que el consumo de los coches con cambio manual depende en gran medida de la habilidad del conductor y si opta por una conducción eficiente. Aunque, conducir de manera eficiente no excluye a los automáticos, puesto que hay que tener cuidado con el uso del acelerador.

Más seguros y cómodos
Al no tener que estar pendiente de los pedales y el cambio de marchas, permite que estés más pendiente de la carretera y, por tanto, sufras menos distracciones. Al mismo tiempo, esta tranquilidad se traduce en una mayor comodidad, especialmente en la conducción urbana y en los atascos.

Para finalizar este artículo, una curiosidad: la mayoría de personas que no han probado nunca un automático se resisten a cambiar porque se apoyan en la idea de que con el cambio manual disfrutan más de la conducción. Pero, la mayoría que prueba un automático, no quiere volver al manual.

Si finalmente decides abandonar el cambio manual, te recomendamos que leas nuestras recomendaciones sobre conducir un coche automático.