Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

07-03-2017

Invertimos en la tecnología para analizar las emisiones NOX

Desde Certio ITV, y con la colaboración del comité internacional de inspecciones de vehículos de motor, CITA, estamos desarrollando y probando en nuestras estaciones de ITV la tecnología para poder medir las emisiones de óxido de nitrógeno (NOX), gracias a nuestro compromiso con el medioambiente.

A pesar de que durante las últimas dos décadas se han estado reforzando los requisitos para la homologación de vehículos en relación a sus emisiones, la calidad del aire no ha mejorado tanto como se había previsto.

Además, tal y como anuncian desde AECA ITV, es necesario controlar los valores de emisiones, sobre todo los óxidos nitrosos y el material particulado, no sólo en el momento de la homologación del vehículo, sino durante toda su vida útil. De esta forma, se evitarían en gran parte los problemas de contaminación que sufren las ciudades y con ello sus efectos sobre la salud de las personas.

Precisamente por esto, en Certio ITV colaboramos a mejorar las emisiones de NOX mediante las pruebas que estamos llevando a cabo en nuestras estaciones. Por tanto, estamos contribuyendo a evolucionar la Normativa relativa a las ITV periódicas, aplicable a los turismos diesel -y que actualmente no contempla medir las emisiones NOX,- para que se adecue a las necesidades medioambientales actuales.

Sin embargo, no solo se trata de una cuestión medioambiental, sino también de salud para todos los habitantes, especialmente de las grandes ciudades. Hablamos por ejemplo de Barcelona, en la que la OMS ha recomendado que en 15 años debería de presentar un 30% menos de emisiones contaminantes. Para alcanzar este objetivo la Cimera de Qualitat de l’Aire, formada por la Generalitat de Catalunya, Ajuntament de Barcelona, AMB y Diputació de Barcelona, ha anunciado que una de las primeras medidas será retirar los vehículos más antiguos de las carreteras. En este sentido, los primeros afectados serán los turismos matriculados antes del 1997 y las furgonetas matriculadas antes del 1 de octubre de 1994.

Así pues, por nuestra parte estamos preparados para añadir dentro de la prueba de contaminación de la ITV el análisis de partículas NOX, con la finalidad de contribuir a mejorar aún más la calidad del aire y, por supuesto, la salud de todos nosotros.