Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

10-01-2017

Entra en vigor la Euro4 para motos

Con el comienzo del 2017 ha entrado en vigor la normativa Euro4 para motos, más restrictiva en materia de emisiones de gases contaminantes, y que además obliga a la incorporación de sistema ABS o CBS en motos y scooter. ¿Cómo afecta esto?

Empezaremos por dar cuatro pinceladas sobre la nueva normativa. Como sabrás, las normativas Euro atañen a las emisiones contaminantes que emiten los vehículos. En este caso, la Euro4 recorta las emisiones contaminantes que pueden producir las motos hasta casi un 60%. También, se les exige que dispongan de un sistema de frenada ABS y, en el caso de las motos  de hasta 125cc, deberán elegir entre ABS o el sistema de frenada combinada (CBS).

De modo que, a partir de ahora, los fabricantes se ven obligados a apostar fuerte por las nuevas tecnologías para que las nuevas motos sean capaces de emitir un 56% de CO menos que las motos del Euro3 o, dicho de otro modo, 1.140 gramos de CO por kilómetro recorrido. Deberán mejorar los motores, con más elementos que limiten la contaminación producida por los gases durante la combustión o cuando la moto esté parada.

Esta normativa implica una restricción en cuanto a emisiones contaminantes mucho más difíciles de cumplir por parte de las motos de 2 tiempos, ya que el aceite, que se mezcla con el combustible, es casi imposible de hacerlo desaparecer, provocando que este tipo de motos emitan más CO. Pero tendrán que hacerlo si quieren circular, ya que así lo requiere la Euro4.

En cuanto a los fabricantes de ciclomotores, aún tienen un año de margen para ir homologando y matriculándolos según la Euro4, puesto que será a partir del 1 de enero del 2018 que esta normativa también afecte a los ciclomotores.

El mundo exige motores más limpios, más eficaces en su consumo, con tratamientos más complejos para controlar las emisiones que producen y más seguros. Por eso las verificaciones que tienen que pasar cualquier vehículo para conseguir la homologación cada vez son más restrictivas.